La Marina de València

Actualidad21/04/2021

La Marina de València, sede de tecnología náutica


La empresa valenciana Insteimed diseña e implementa sistemas eléctricos para megayates. 

La innovación es marca de la casa en La Marina de València, y especialmente en el sector náutico, con la presencia de empresas punteras que trabajan en grandes proyectos a nivel nacional e internacional. Construir embarcaciones de fibra de carbono, navegar a motor con foils, desarrollar la hidrodinámica de los veleros de alta competición o instalar un sistema eléctrico híbrido, son ejemplos de los proyectos que se desarrollan en la dársena. 

La sede de la división de megayates de la empresa valenciana Insteimed, dirigida por Jordi Solbes, se encuentra desde 2018 en la zona de Marina Sur, en una de las antiguas bases de la Copa América, readaptada para albergar empresas del sector. 

La compañía familiar, creada en 2002 por Salvador Solbes junto con algunos profesionales de la Unión Naval de Levante, comenzó su trayectoria vinculada a buques de trabajo, y en 2011 amplió su mercado al sector de los yates, habiendo trabajado desde entonces en más de 100 yates en todo el mundo y desarrollando proyectos a nivel eléctrico, ingeniería, asesoramiento, construcción propia, reparaciones, suministro de material y mantenimiento. 

La Marina de València es el puerto base de un nutrido grupo de superyates, lo que facilita el acceso como proveedores a las empresas de la dársena. Es el caso de Insteimed, que ha realizado diferentes proyectos para yates como Vive La Vie, Ventum Maris, Paz o Boramar Luxe, entre otras.

“Retrofit” y superyates

Entre los últimos trabajos de la compañía está la participación en la remodelación de varias embarcaciones utilizando nuevas tecnologías, término que se conoce como “retrofit”, y que además de mejorar el rendimiento de los barcos consigue que sean más respetuosos con el medio ambiente.

Asimismo, desde el pasado mes de octubre, Insteimed ha trabajado en el diseño, construcción e instalación de todo el sistema eléctrico del yate de 70 metros de eslora North Star, que se encuentra en Palma de Mallorca. Un proyecto que ha durado más de seis meses con un equipo de más de 10 técnicos e ingenieros con dedicación completa. 

También han desarrollado proyectos en embarcaciones como Dilbar, el superyate más grande del mundo; el Arctic P, considerado el más extravagante del mundo y propiedad del empresario australiano James Packer, ex prometido de Mariah Carey; así como el Lady Moura, con 105 metros de eslora, que ha estado a la cabeza de las listas de superyates más caros y innovadores del mundo. 

Otros de sus trabajos recientes han sido la instalación en un buque, en el marco de un proyecto de retrofit, de un sistema de iluminación LED, con menos consumo, una vida media más larga, menos espacio ocupado y generando menos calor en el interior, lo que se traduce en una reducción de la energía consumida a consecuencia de aires acondicionados, y minimización del riesgo de incendio, así como el diseño e instalación de un sistema eléctrico híbrido que utiliza baterías de litio para lograr cero emisiones implantado en varios veleros de gran eslora.