La Marina de València

Noticias29/11/2018

"En el patín se da una circunstancia divertida: los principales expertos son ellos."

Charlamos con David y Aitor, miembros del equipo creador de la propuesta para el futuro skatepark de La Marina de València.


Lo tienen muy claro: el centro de cada proyecto es el usuario. Y en el caso de una pista de patinaje, no titubean en afirmar que “los principales expertos son ellos.”: los patinadores.

Hoy hemos charlado con David Juárez y Aitor Deza, dos de las personas que han elaborado “Marjal Urbana”, la propuesta ganadora en el Concurso de Ideas convocado por La Marina de València para diseñar el futuro skatepark y su entorno inmediato en la Plaça de l’Ona.

David forma parte de Straddle3, un estudio de arquitectura barcelonés con experiencia en el diseño y construcción de pistas de patinaje en particular y en espacio público en general, tanto en espacios como en vivienda y equipamiento. El proyecto para la Plaça de l’IOna ha sido presentado por Straddle3 con Carpe-CivicWise y Eulia.

Componentes del taller de co-diseño del skatepark.

DAVID:Llevamos años trabajando en la ciudad desde una perspectiva de código abierto, una forma de trabajar los proyectos lo más participativa posible, contando con todos los colectivos implicados y poniendo en el centro siempre al usuario. Se trata de buscar espacios de empoderamiento, de consenso…de hacer de todo una aventura”.

Desde hace seis años, Straddle3 trabaja en espacios para el deporte urbano, como los skateparks.

DAVID: “Nos empezamos a interesar por ello porque era un escenario muy interesante para que la gente de la calle, concretamente la gente joven, pudiera intervenir en la definición del espacio público, ya que son usuarios intensivos de estos espacios. En el patín se da una circunstancia divertida: los principales expertos son ellos”.

Bajo la misma premisa, nace el proyecto del skatepark de La Marina de València hace más de un año. Son los propios patinadores espontáneos del Tinglado 2 quienes manifiestan la necesidad de que València disponga de una pista de patinaje de calidad.

AITOR: “Hay una falta de espacios de este tipo en la ciudad. Además atiende una demanda de la  comunidad skater que desarrolla su actividad en el entorno de Poblats Marítims. Es uno de los  ingeniosos usos que la ciudadanía ha encontrado a la herencia de los grandes eventos que  constituyen actualmente el espacio público de La Marina, y ello significa dicho espacio, le  aporta valor. Detectar estos usos/demandas y traducir en propuestas concretas es la labor de  la administración”.

El equipo de Estrategia del Espacio Público del Consorcio València 2007, gestor de La Marina, recogió  el guante, propuso un espacio (la Plaça de l’Ona) y  creó una Comisión  de Seguimiento compuesta por representantes del mundo del patín: patinadores independientes, entidades públicas, clubes y escuelas de València. Este comité definió las pautas que debería cumplir la pista de patinaje y que han regido el Concurso de Ideas para conceptualizar la pista y su entorno.

DAVID: “Aquí había un trabajo previo muy importante, tanto en la estrategia del espacio público como en el trabajo con los colectivos interesados, tanto patinadores como no patinadores. Al enfrentarnos al concurso, nos encontramos con la redacción de un programa bastante definido y con muchos puntos de interés en cuanto a que sea un espacio participativo, abierto e inclusivo.”

Del trabajo realizado en horizontal con colectivos también entiende mucho Aitor Deza. Aitor es miembro de Carpe, una oficina valenciana que trabaja en arquitectura, diseño urbano y comunicación y que forma parte de CivicWise, una red internacional que promueve la participación ciudadana, desarrollando proyectos basados en inteligencia colectiva, innovación cívica y diseño abierto. Los miembros de Carpe son la otra pata del equipo autor del proyecto.

civicfactory

Civic Factory Fest La Marina de València, noviembre 2016

AITOR: “Partimos de la experiencia previa que tuvimos en el Civic Factory Fest, con la ciudadanía y  colectivos que participaron, para elaborar una propuesta conjunta con Straddle3, que se ocupa más del desarrollo técnico y en detalle del proyecto”.

Carpe-CivicWise ha aportado la visión local y la experiencia acumulada como co-organizadores, junto con La Marina de València, de la primera factoría cívica de innovación urbana de València que se desarrolló en La Base en 2016.

AITOR:Queríamos incorporar el valor innovador del espacio público dentro de la propuesta y ser un ejemplo de espacio público construido de forma colectiva con los distintos usuarios de la Plaça de l’Ona, que serán la comunidad de skaters, los vecinos, los trabajadores de La Marina…”

Este trabajo colaborativo es inherente al proyecto desde su génesis y continua durante la fase de redacción.  “Hay una fase previa con la comunidad de skaters y gente de La Marina para desarrollar y recoger comentarios y mejoras del proyecto que incluir en la fase de ejecución.”

Como apunta Aitor, hay previsto un proceso de trabajo colaborativo dividio en tres fases: co-diseño, co-construcción y co-gestión. Los futuros usuarios podrán participar directamente en el diseño del skatepark y la plaza a través de talleres abiertos (20 y 27 noviembre), a los que han sido invitados más de 30 representantes de la comunidad patinadora local, incluyendo patinadores con experiencia, representantes de distintas disciplinas (skate, roller, longboard, scooter, etc.), monitores de escuelas, deportistas de diferentes edades, miembros de la Federación de Patinaje de la Comunidad Valenciana, organizadores de competiciones deportivas, padres y madres, y niños y niñas que patinan.

Jornada de co-diseño, 27 de noviembre 2018. La Base.

AITOR: El valor diferenciador del proyecto es que se pueda construir de forma colectiva con la comunidad e involucrarles al 100% en todo el proceso, tanto en el diseño previo y ajuste de la propuesta hasta el desarrollo de los detalles de la ejecución; la elección del mobiliario, los dispositivos móviles que puede acoger la plaza, los diferentes usos del espacio (…) La intención es que a través de los canales de comunicación se conforme un grupo de  personas que continúen la cogestión de ese espacio.”

CODISENO SKATE

Dibujando el área del skatepark, en la Plaça de l'Ona

El skate y el espacio público son una interesante combinación que, en esta ocasión, se ubicará en la Plaça de l’Ona, junto a La Base, antigua sede del equipo Alinghi, reconvertido en espacio para la cultura, la creatividad y la innovación.

DAVID:Es un proyecto muy interesante porque es un espacio con mucha significación, un espacio muy central, que tiene un pasado complejo y se abre con una perspectiva diferente. También tiene el potencial para ser un espacio amable, con fluidez con la ciudad, que se abre al mar”.

Skatepark 01

Marjal Urbana, la propuesta ganadora 

La propuesta Marjal Urbana también dibuja una pista que mira hacia fuera, que se integra con el paisaje de la Marina y respeta sus accesos peatonales y ciclistas.

DAVID: “Intentamos que haya una buena integración entre espacios patinables y espacios verdes. Planteamos una cierta renaturalización del entorno, zonas de sombra, arbolada y una serie de mobiliario urbano que represente una invitación para vivirlo no solo desde el punto de vista del deporte urbano sino también como zona de paseo, de eventos, como un espacio versátil, flexible que se pueda vivir y ocupar de diferentes maneras”.

Este proyecto presenta un espacio singular,  inclusivo y accesible. No es solo una pista de patinaje (para todo tipo de usuarios y nivel de conocimiento), es un espacio flexible que albergará distintos usos ciudadanos. Mejor conocerlo en palabras de los propios autores de la idea:

AITOR: “Nos gustan los espacios en los que conviven diferentes actividades y se apoyan en la  infraestructura existente para completarlos. La intervención debe posibilitar esa mezcla y  complejidad de usos. El uso construye ciudad. El diseño debe facilitar esa convivencia”.

 DAVID: “En la Plaça de l’Ona, la superficie patinable puede representar una quinta parte. Otra quinta parte es zona verde y, el resto, todo un entorno que se equipa con un auditorio al aire libre, que se puede utilizar como escenario de actuaciones músicales, artes escénicas o como cine de verano; una zona prevista con bar, cafetería y zona social; otra zona de paseo equipada con mobiliario y, por último una zona que denominamos “la plataforma equipada”, pensada para intervenir con elementos móviles como grades, foodtrucks, escenarios móviles… Es un planteamiento ilimitado y abierto a muchas posibilidades.”

Skatepark 02_1

Marjal Urbana, la propuesta ganadora  

Exposición de las propuestas presentadas al concurso de ideas*:

  • Lugar: oficinas del Consorcio València 2007
  • Hasta el 7 de diciembre.
  • Horario: de lunes a miércoles de 8h a 18:30h, y de jueves a viernes de 8h a 14:30h

 

El jurado que valoró las ocho propuestas admitidas estaba formado por personas procedentes del ámbito del urbanismo, el paisajismo y la arquitectura, y del patinaje y el deporte.

“Marjal Urbana”, un espacio innovador e inclusivo.

(más información sobre la propuesta y el proceso: AQUÍ)