La Marina de Valčncia

La Marina de Valčncia impulsará una modificación legislativa para abrir los puertos a las ciudades

En las jornadas Nuevos Viejos Puertos, expertos, activistas y representantes políticos comparten la necesidad de buscar nuevos modelos de gestión de los puertos históricos.
12/2/2019


El puerto es ciudad y no puede vivir de espaldas a la ciudadanía y a las políticas municipales. Esta es una de las conclusiones más repetida en las jornadas “Nuevos Viejos Puertos”, que se celebraron el 7 y 8 de febrero en La Marina de València. En el debate sobre el valor público y productivo de los puertos históricos, expertos, activistas y representantes políticos han compartido la necesidad de fomentar nuevos modelos de gestión de estos espacios, más próximos y basados en criterios de sostenibilidad, innovación y  participación ciudadana. El Consorcio València 2007, gestor de La Marina de València, ha recogido el guante y está elaborando un documento base para crear, junto a las ciudades portuarias, un manifiesto conjunto que plantee una modificación de la actual Ley de Puertos del Estada y la Marina Mercante.

Las ciudades reclaman mayor liderazgo

Las jornadas “Nuevos Viejos Puertos” reunieron a distintos alcaldes y representantes municipales de ciudades portuarias como València, Gandia, Sagunto, Alicante, Barcelona, Bilbao, Palma de Mallorca y A Coruña. En sus intervenciones, todos ellos apostaron por modelos de gobernanza compartida para abrir los puertos a la ciudad.

“Para mejorar el encaje de los puertos y sus entornos en las ciudades, estos espacios deben estar gestionados con las mismas reglas que el resto del territorio municipal”, ha defendido Janet Sanz, teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona. Sanz abogó por un cambio legislativo para dar más peso a los ayuntamientos en la gestión de los espacios litorales.

En la misma línea, también se expresó Joan Ribó, alcalde de València: “Es fundamental una nueva relación en la que la ciudad le habla de tú a tú al puerto, un nuevo tiempo donde los intereses tienen que ser comunes.” Ribó coincidió con el ex alcalde de València, Ricard Pérez Casado, en considerar La Marina de València como “un gran ejemplo de recuperación de un puerto histórico a través de la participación y los usos.” Pérez Casado, quien también participó en las jornadas, señaló que el de La Marina es “un proyecto estratégico sostenible y a largo plazo.”

El alcalde de Sagunt, Quico Fernández, y la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, también aludieron a un cambio de paradigma que permita abrir el puerto y que sus beneficios repercutan en la ciudadanía, devolviendo espacios de oportunidades para las personas. “Queremos seguir abiertos a colaborar con la Autoridad Portuaria de València, pero también estamos dispuestos a impulsar cualquier iniciativa que favorezca una gestión ágil, transparente y próxima de nuestros viejos puertos.”, afirmó Morant.

Por su parte, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, definió las jornadas como “un foro importantísimo que llega en un momento crucial.” ““No concibo una actividad portuaria al margen del modelo de ciudad. Y son los vecinos los que deciden el modelo”, destacó Barcala.

 “Hacer urbanismo por abajo y no por arriba es la clave”, según Xiao Varela, concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda del Ayuntamiento de A Coruña, ponente también en el evento. Durante las jornadas, Varela apuntó la necesidad de “un cambio legislativo que proteja los terrenos portuarios para que estos sigan siendo públicos siempre.”

Un puerto abierto también ha sido el modelo que han defendido la totalidad de los partidos políticos representados en el Congreso de los Diputados valenciano, cuyos portavoces han participado en una mesa de debate de “Nuevos Viejos Puertos”. Uno de los puntos en común ha sido establecer un modelo de gestión ajustado a la sostenibilidad económica, medioambiental y de usos sociales.

 

Interacción puerto-ciudad, vacío legal

La Ley de Puertos del Estado y la Marina Mercante no define la interacción puerto-ciudad. En cambio, configura las Autoridades Portuarias como espacios de gestión ajenos a la gobernanza municipal. La modificación del Decreto Legislativo 2/2011, por el cual se aprueba el Texto refundido de la Ley de Puertos del Estado y la Marina Mercante, propuesta por La Marina de València, persigue los siguientes objetivos: una definición más concreta del concepto de interés general aplicado a los ámbitos portuarios; una definición clara de la interacción puerto-ciudad como dimensión relevante, relacionada con el urbanismo y la ordenación del territorio; el cambio a una gestión multilateral de los espacios adscritos a los puertos de interés general y una flexibilización de la política de tasas portuarias con criterios territoriales y ambientales.